diumenge, 2 d’octubre de 2011

Recuerdos entrañables

          Un día lluvia para ellos
Representa mil recuerdos
Y una tristeza interior
Recorre todos sus cuerpos.

Sentados frente a las ventanas
El pasado se apodera
Y las mentes; como un sueño
Los trasladan a otra época.

Que tiempos que no volverán
Quedaron en el recuerdo
Son como aquel caminante
Que no mira atrás en el sendero.

Tiempos de una gran familia
De aquel pan del horno caliente
De una chimenea encendida
En noches frías de invierno.

Aquellos cantos  de cuna
Llantos y risas de niños
Y besos en las mejillas
Que emoción cuantos recuerdos.

Ahora están ellos  muy bien
Pero claro, sin todo aquello
Tienen salones muy grandes
Batas blancas; pero presos.

Cuando ya se es mayor
En las tardes de lluvia de invierno
La nostalgia solo la aplaca
Estos grandes recuerdos.

Cada mes tiene visita
De los hijos y nietos
Son momentos entrañables
Pero pasan en un momento.

Y después, otra vez solos
Con los mismos bailes y juegos
Con las mismas cara tristes
Y las pastillas del remedio.

Solo les cura una cosa
Sus tardes de largos paseos
Y  sus mentes soñadoras
Que les  desplazan a otros tiempos.

 José M.

1-10-2011